4 jul. 2013

La Generalitat Valenciana trata de 'vender' apartamentos en Torrevieja a la Ciudad de Londres

Las autoridades autonómicas aseguran a los inversores británicos que los precios de los inmuebles en la localidad alicantina ya han empezado a subir gracias a la demanda extranjera.



Isabel Bonig, consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Comunidad valenciana, afirmó hoy en una presentación ante inversores celebrada en la Embajada española en Londres que "el descenso de precios de las viviendas de la región de los últimos años se ha ralentizado, y en algunas localidades están empezando a subir otra vez".

 En concreto, Bonig citó el caso de las localidades alicantinas de Torrevieja y Calpe, dos de los destinos preferidos de los turistas e inversores de Reino Unido. "En Torrevieja han subido un 3%", indicó. 
"Es una localidad que atrae por su buena ubicación, la calidad de sus viviendas y las infraestructuras existentes". 

Hay 18.000 británicos residiendo en ese pueblo, según datos de la Generalitat. La consejera realizó estas declaraciones durante una visita a Londres que tiene el propósito de atraer a más inversores extranjeros a las costas valencianas. 

En la reunión estuvieron representantes del fondo soberano de Singapur y de la sociedad de inversión GreenOak Real Estate, además de agentes inmobiliarios y abogados ingleses que tramitan operaciones de compradores individuales.
 Isabel Bonig admitió que todavía existen unas 455.000 viviendas vacías en la Comunidad Valenciana, pero matizó que la oferta ya se ha ajustado en algunas zonas e incluso empiezan a surgir nuevas promociones.
 "Existen proyectos que ya se venden sobre plano", aseguró.
 En 2012, los extranjeros compraron 15.509 propiedades en esa región, frente a las 10.580 de 2010. En el primer trimestre, han adquirido 3.137 casas.
 Sin embargo, el precio medio ha descendido desde los 153.885 euros de hace tres años hasta los 108.327 euros del comienzo de 2013.
 La Generalitat realizará una presentación similar en Helsinki, con el objetivo de captar compradores de los países escandinavos y Rusia. 
El Gobierno valenciano del PP cree que la compra de viviendas por extranjeros puede reactivar la actividad económica en la región.
 Según sus cálculos, este negocio ha movido 4.000 millones de euros en los últimos tres años.


                                                                                                                      Fuente: Expansion.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario